Estiramiento Facial (Ritidoplastia)

La ritidoplastia, comúnmente denominada "estiramiento facial" es la cirugía que se realiza para rejuvenecer todo el contorno del rostro cuando este se encuentra afectado por el paso de los años. La pérdida de tensión y elasticidad de la piel y los tejidos más profundos tiende a hacer que se pronuncien en exceso las líneas de expresión y que aparezcan zonas "descolgadas" por debajo de las mejillas.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general, mediante incisiones camufladas por detrás de la línea de implantación del pelo y por detrás de la oreja, desde donde logramos alcanzar los puntos más importantes de la cara para reacomodar todos los tejidos y levantar todas las partes caídas del rostro consiguiendo recuperar la apariencia juvenil que se había perdido. Los resultados perduran por un periodo de entre 10 y 15 años según el cuidado que el paciente tenga de su alimentación y cuidado personal.

Back to top