Carlos Jorge Caicedo

El Dr. Alejandro Lastra tanto en la fase exante, como durante y expost de la intervención quirúrgica siempre me brindó el mejor cuidado de salud. Su inobjetable responsabilidad y competencia profesional me llenaron de confianza en todo momento pues en la fase preparatoria, cumplió con los protocolos clínicos requeridos; sustentado en su idoneidad, durante la intervención realizó los procedimientos quirúrgicos exigidos para disminuir el riesgo y garantizar el total éxito; y en la fase, postoperatoria o de recuperación, mantuvo siempre su atención y cuidado. Como resultado, el dolor, inflamación y hematomas fueron mínimos, y jamás se presentaron complicaciones.      

Los cambios que en mí produjo la intervención quirúrgica tienen que ver fundamentalmente con dos aspectos: estéticos, relacionados con la modificación física de la nariz, lo cual transformó de manera natural la apariencia facial y renovó la percepción que tenía de las facciones de mi propio rostro; y valorativos, referidos a la intensificación de cualidades como la autoestima y la seguridad, ya que ahora disfruto de una mayor valía personal, y de una gran convicción y certeza para interactuar con las demás personas.

Back to top